lunes, 26 de abril de 2010

Se va...

Y se acabó nomás.
El frío y la lluvía se fueron definitivamente de Madrid.
Asumo que aún tenía algo de esperanzas, pero miré el weather.com el fin de semana, y ya nó; en los próximos días, sólo sol, alguna que otra nube, buen tiempo y el termómetro que comienza a subir lentamente, todos los días un grado… (Si el miércoles tendremos 29 º!)
Adiós, invierno adiós!

-Atrás quedaron esos días de nieve, agua nieve, lluvias y vientos, con el cielo gris, amenazante, con las estufas prendidas todo el día, con los calzoncillos largos, las camisetas de frisa, las camperas, y también los guantes, bufandas gorras y paraguas en el perchero de la puerta…
-Atrás quedaron las pavas de mate, las tazas de té y chocolate caliente y las horas escribiendo en la PC mientras afuera el termómetro marcaba “menos tanto…”
-Atrás quedaron esas noches de cocina elaborada, el vapor de la ollas y cacerolas, esas salsas portentosas, la copa de vino tinto y después una buena peli en dvd, con unos ricos chocolates…
-Atrás quedaron las horas de lectura de los fines de semana, tirado en el sillón, pegado a la ventana escuchando llover, las velas aromáticas encendidas y el calor del hogar…
-Atrás quedaron las pantuflas, las frazadas, el cubrecama y la cama calentita… (y la famosa cucharita…)

En fin, se va y se lleva tantas cosas del "adentro", de lo íntimo de una casa.
Con el sol de estos días, hace su entrada, casi un mes después, la primavera; ya calurosa, que dará lugar al sofocante verano con sus interminables días de sol para vivir el "afuera" de la casa, que tampoco está tan mal, pero es distinto, es más extrovertido.
Adiós invierno, adiós. Hasta dentro de unos meses.

La foto corresponde a la tormenta de la semana pasada y me hizo acordar a este poema que una vez memoricé en el colegio primerio y nunca más olvidé:

Diciembre, tarde, calor,
gran tormenta de verano.
Espesa nube de tierra,
fuga de coches y autos,
ramas de árbol por el suelo,
grotesco rodar de bancos,
chillona danza de hojas,
y papeles de diarios,
alarmas en los hogares,
silbos, carreras, portazos...
Parece que va a volar
el pueblo todo en pedazos.
Cayeron cuatro gotas
lo mismo que cuatro clavos,
y el pueblo está donde estaba:
quieto, fresco, alegre, claro.
(Baldomero Fernández Moreno, "Tormenta de Tierra")

8 comentarios:

Gera dijo...

Atrás habrá quedado el frío y la lluvia junto con las ricas comidas. Pero a mi me dejaron fácil 8 kilos de mas.

Mariana dijo...

Te gusta el invierno. Te sugiero que te mudes para aca arriba ajajaja aca hacen 14C y los atermicos holandeses andan de manga corta y short. Yo sigo con la camperita aunque afuera hay un solcito lindo.
Por estos lares nunca se apaga del todo la calefaccion. En pleno verano podes estar comiendo un guiso y tomandote un tinto!
Pero 29C me hacen transpirar a la distancia.
Disfrute m'hijo...

Polin dijo...

Aquí hacer frío, pero no ha llovido mucho, gracias a Dios, porque hay mucha gente sin sus casa!!!

Omar Magrini dijo...

Gera; no puede ser, la balanza donde te pesas debe andar mal. Yo no te veo con kilos de más... Ah!! con razón las ensaladas!!

Mariana con mucho gusto me mudaria, me encantaría un verano con 14 grados!! pero la idea de guisito con un tinto!! jajajaja

Polin, se por amigos que comenzó el frio, al menos es mejor que no llueva por toda esa gente sin casa todavia.

Un afectuoso saludos para todos
Omar

ALICIA B dijo...

Yo diria por fin se fue el frio!,el invierno es aburrido, en cambio en el verano hay vida, y cambiamos el chocolate por unas buenas cervezas, que te parece?.
Cada estacion tiene lo suyo,hay que adaptarse.- Besos

Omar Magrini dijo...

Cambiar el chocolate por unas cervezas con unos triples de jamon, queso, tomate y huevo duro... acepto!!! jajajajaj
Bienvenido el veranito!!!
Gracias Alicia por tu comentario.
Omar

CAS dijo...

Hacia tiempo que no te visitaba. Hoy me parece que es un muy buen día (aunque siempre es bueno pasarse por aquí) sobre todo para invitarte, acá el calor todavía no se fue del todo, pero comienza ese tiempo de disfrutar de muchas cosas y por sobre toda de ese recogimiento en el hogar, y en esos pequeños -y no tanto- placeres cotidiano. El verano te exige más euforia, más ritmo. Así que venite nomás, que aquí un mate o un vino tinto no te faltará. (Lo de los calzoncillos largos: magitral, auténtico y solo lo confiesa un hombre muy bien plantado, jajaj)
Un abrazo amigo,lo veo pronto, si?

Omar Magrini dijo...

Cas!!! bienvenida nuevamente al globo. Muy buena tu observación de los calzoncillos largos jajajajaj los usada en mi santa fe natal aquellos inviernos crudos!!
Gracias por la visita ya pasare por tu casa a visitarte!!
Que tengas un muy buen domingo!
Omar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails